Columna de opinión en diarioUchile_Reflexiones sobre columna de respuesta de Mesa Triestamental Feminista

Desarrollando una reflexión a la respuesta a la columna de opinión que fue realizada por los suscritos, tenemos a bien comentar los siguientes puntos para seguir participando de un interesante debate.

En efecto, valoramos la nota entregada y la altura de miras de la posición que adopta la Mesa Triestamental Feminista. Asimismo, saludamos y apoyamos la importancia de desarrollar un cambio social profundo, que nos lleve a una sociedad feminista en un sentido amplio y abierto del concepto, el cual vaya más allá de las definiciones que se han desarrollado sobre la materia en las últimas décadas; por lo demás, estamos conscientes de que vivimos tiempos de cambios más radicales, que requieren de adaptación y flexibilidad.

Así las cosas, las diferencias que tenemos no son de fondo, son de forma. En efecto, está ahí el foco que nos hace distintos; en la metodología para reivindicar demandas.

Para nosotros, las demandas tienen una forma de reivindicarse en el contexto del respeto a la institucionalidad vigente, tanto nacional como universitaria. Para nosotros, las tomas son un acto de fuerza que transgrede, tensiona, divide y repercute en toda la comunidad universitaria, generando un clima que destruye la esencia misma de la Universidad; vale de decir, el debate de ideas con la razón, la evidencia e incluso los sentimientos, pero de manera seria, responsable y con respeto. Para nosotros, las tomas son de hecho una afrenta a los principios orientadores de la Corporación, frente a las cuales muchos hemos guardado silencio, las hemos naturalizado y hasta queremos “normarlas” en cierto sentido.

El centro del debate, al analizar la nota de la Mesa, no está en la defensa del feminismo. Concordamos con sus líneas argumentales, mas la diferencia se encuentra entonces en las tomas y su uso, metodología que seguimos considerando patriarcal, machista, anacrónica y dictatorial; ad hoc a demandas justas y otras no tan justas.

La fuerza ilegítima jamás será un argumento para construir el diálogo democrático, porque en ese instante perdemos nuestra principal amalgama como sociedad; el consenso y el acuerdo. Así, tendremos estructuras de radicalización, que quebrarán el espacio donde todos nos debemos sentir parte. Ese espacio en el mundo de la educación pública, laica, tradicional y de excelencia, es sin duda la Universidad de Chile.

Finalmente, y sin dar complejos giros oratorios que redunden en cuestionamientos a nuestra adscripción a una causa justa y muy necesaria, es importante señalar que como miembros de esta comunidad tenemos el derecho de expresar nuestra opinión sobre las formas, e incluso el fondo de los asuntos. Esto pasa en universidades como la Chile, a la cual tantos queremos y hemos dado parte importante de nuestras vidas. Claro está, que lo hacemos desde nuestra especial posición, con los sesgos correspondientes: miembros de la comunidad universitaria, académico y funcionario, que nacimos hombres. Sépase que la última condición no fue electa por nosotros y marca por cierto una forma de expresar las ideas.

Los autores son el decano Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile, profesor Squella; y el senador universitario Daniel Burgos.

Columna de opinión publicada en diarioUchile el día domingo 12 de mayo de 2019 [descarga].-

Columna de opinión en diarioUchile_La paradoja de una “toma” feminista

Las “tomas” son ocupaciones ilegales de recintos – en este caso universitarios – , que reflejan el fin del diálogo posible y la imposición por la fuerza por sobre la razón, de un grupo de estudiantes por sobre una comunidad universitaria. Estas acciones de poder son sin duda una demostración violenta, antidemocrática, contraria a la institución y a los principios orientaciones de la misma Universidad de Chile, por donde se les mire. Lamentablemente la institucionalidad, con la concomitancia y complicidad de todos nosotros, las ha naturalizado, aceptado e incluso en algunas ocasiones, legitimado.
Lo expuesto es inaceptable hoy por hoy, en el proceso de transformación a una sociedad feminista.
Estas movilizaciones son una afrenta a un principio básico y fundacional de la Corporación, el cual versa que en la Universidad se releva el “Pluralismo, respeto a la diversidad, diálogo, tolerancia y libertad de conciencia, libertad de cátedra, pensamiento y expresión” (a). Acciones de fuerzas que según el decano de nuestra Facultad de Derecho, son una vulneración de la democracia y una expresión dictatorial del poder.
A saber:
“(…) las tomas son como golpes de estado micro a nivel universitario. Y algunos me han criticado por estas palabras, porque dicen que en las tomas no hay soldados ni tanques. Pero es que en las tomas universitarias se ha cerrado el paso a instalaciones públicas, se clausuran actividades, se han dictado bandos para el ingreso (…) son golpes de estado porque suponen hacerse del poder por la fuerza y de imponer la coacción en forma ilegítima” (b).
Por lo tanto, las “tomas” son sin duda una expresión propia de la sociedad patriarcal, la cual ha configurado una manera de pensar donde la fuerza se impone a la razón, la evidencia y el diálogo.
He ahí que una “toma” feminista es totalmente paradójica. El feminismo, entendido como el “Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre” (RAE), siendo a la vez un movimiento que busca modificar los paradigmas de pensamientos en lo social, político, económico y cultural – entre otros asuntos –, se asocia a una forma de entender el mundo distinta y transformadora, donde no deberían ser aceptables “tomas”, “movilizaciones sin consulta democrática”, “decisiones inconsultas a la comunidad universitaria”, “asambleas resolutivas separatistas” – sin hombres –, entre otras acciones patriarcales y de réplica de un machismo trasnochado.
En este sentido es del todo necesario recordar que este 2019 en la inauguración del año académico de la Universidad, la filósofa feminista Judith Butler sostuvo “After all, we come to the university to think, to consider critically those forms of value that have been presented to us as necessary, normal or inevitable, forms of value that are too often derived from monetary and market value, utility, profit and capital accumulation.” (c). Por cierto, es desde la Universidad que desarrollamos un pensamiento transformador y distinto; disonante a la tradicional agresión que implica una “toma”, con la crisis institucional que esta refleja, en el contexto de reflexionar profundamente por un cambio de paradigma general.
En este sentido la toma “feminista”, ya perfectamente argumentada como “paradójica”, es una forma anacrónica de abordar conflictos. Es del todo necesario entonces cumplir un rol docente, llamar al diálogo y al respeto; guste o no guste, nos toca el honor de vivir un proceso de cambio social profundo, donde todos debemos aprender. Quizás en este sentido sea el respeto y la tolerancia el medio que permita catalizar el diálogo sincero y propositivo, que permita avanzar en entendernos en una nueva forma de pensar el mundo que nos rodea.
___________________________________________________________
a De los valores y principios de la Universidad de Chile.
b Discurso con ocasión de la ceremonia de instalación del decano Prof. Pablo Ruiz Tagle.
c Discurso de la profesora Judith Butler al recibir el Doctor Honoris Causa de la Universidad de Chile.

Los autores son el decano Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Universidad de Chile, profesor Squella; y el senador universitario Daniel Burgos.
Columna de opinión publicada en diarioUchile el día miércoles 8 de mayo de 2019 [descarga].-

Gratuidad_Carta al Director del Diario La Segunda

Señor Director:

A poco andar, la política de gratuidad exige cambios importantes, considerando los problemas que genera el financiamiento por la duración nominal de las carreras y el cobro del 50% del arancel regulado el primer año en que el estudiante pierda el beneficio. 

Fueron incontables las voces que advirtieron, durante la tramitación de la ley, los problemas futuros a los estudiantes, las familias y las instituciones de educación superior.

En su minuto, el gobierno de turno hizo caso omiso, con la obsecuencia de su coalición gobernante, y ocupó gran parte de sus esfuerzos en revisar gobernanza y crear burocracia, por sobre un decidido apoyo al aseguramiento de la calidad y la sostenibilidad financiera institucional.

El peor de los escenarios puede darse: instituciones de prestigio sin los recursos financieros para seguir entregando docencia superior, investigación y extensión al más alto nivel, por una parte, y por otra, universidades intervenidas por crisis de aseguramiento de la calidad y/o problemas presupuestarios.

Daniel Burgos Bravo
________________________
Carta al Director del Diario La Segunda publicada el día sábado 13 de abril de 2019 [descarga].-

Gratuidad_Carta al Director del Diario La Tercera

Señor Director: 

Profunda preocupación en la opinión pública ha generado la política de gratuidad, en el contexto de la pérdida del beneficio cuando el estudiante no logra finalizar sus estudios durante la duración formal de la carrera.

Lo expuesto, genera sin duda un detrimento en la política, considerando que las trayectorias curriculares de los estudiantes no están exentas de retrasos justificables. A lo expuesto, se une el hecho que el primer año que sobrepase la duración formal de la carrera, la institución podrá cobrar solo el 50% del arancel regulado. Esta situación afecta directamente a los proyectos institucionales en educación superior, toda vez que se reducen los ingresos, con el correspondiente detrimento en el desarrollo de las casas de estudios.

Es necesario rectificar para no comprometer calidad. La política de gratuidad no puede ser financiada por las instituciones.

Daniel Burgos B. 

________________________
Carta al Director del Diario La Tercera publicada el día martes 19 de marzo de 2019 [descarga].-

Feminismo_Carta al Director del Diario La Segunda

Señor Director: 

En el contexto de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer se hace relevante recordar el concepto de feminismo, muchas veces mal utilizado como un antónimo del machismo. Según la RAE, feminismo es el "Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre". Así las cosas, ¿quién no se definiría como partidario del feminismo?

Daniel Burgos Bravo
________________________
Carta al Director del Diario La Segunda publicada el día viernes 08 de marzo de 2019 [descarga].-

Admisión Justa_Carta al Director del Diario La Tercera

Señor Director: 

Se ha desarrollado una fuerte discusión sobre la iniciativa gubernamental de “Admisión Justa”, en el contexto de la educación que entrega el Estado.

En este sentido, es importante considerar que la antigua educación fiscal que se consideraba de un alto nivel de integración social, se ha perdido, entre otros motivos por la atomización creciente en nuestra sociedad, lo que se evidencia en la reducción de su matrícula y el cambio en la composición socioeconómica de ésta.

Considerando que la educación que provee el Estado debería ser opción para todos los chilenos, corresponde potenciarla con recursos adicionales, centrados en un mayor apoyo para la formación de sus profesores, una mejor infraestructura, una optimización de su gestión administrativa, entre otras acciones que aumenten su calidad.

La educación que imparte el Estado debe buscar la integración y el pluralismo, siendo un estándar de calidad y con un fuerte sentido en formación ciudadana.

Daniel Burgos B. 

________________________
Carta al Director del Diario La Tercera publicada el día miércoles 20 de febrero de 2019 [descarga].-

Corrupción_Carta al Director del Diario La Segunda

Señor Director: 

Los resultados sobre el índice de Percepción de la Corrupción 2018 dejan a Chile en el segundo lugar de América Latina, después de Uruguay, cayendo un puesto en su posición mundial respecto al año anterior. 

Quizás este tipo de instrumentos sea uno de los más relevantes para un país, habida consideración del conjunto de problemas que genera la corrupción. Que en Chile sea noticia una caída en el ránking y que esta situación "duela en lo más profundo" a la ciudadanía es altamente positivo. De esa manera se exige a los gobernantes mayores estándares y acciones en la materia, así como se instala una cultura de probidad en la misma sociedad. 

Esperemos que el instrumento mantenga la cobertura mediática que se merece y como chilenos nos siga preocupando una caída, así como también nos alegre el subir este ránking. Es sin duda el camino al desarrollo como país, en el más amplio sentido de la palabra. 

Daniel Burgos Bravo
________________________
Carta al Director del Diario La Segunda publicada el día sábado 2 de febrero de 2019 [descarga].-
Domicilio laboral
Santos Dumont Nro. 964, 4to piso
8380494 Independencia, Santiago – Chile

Teléfonos de contacto
+ 56 2 2 9771900 [laboral directo]
+ 56 2 2 9781612 [secretaria]
+ 56 9 9 8320837 [móvil]

Correos electrónicos
dburgos@uchile.cl
danielburgos@ciq.uchile.cl
dburgosbravo@gmail.com